La Mujer en la Gastronomía: talento y profesionalidad

Resulta un tanto extraño el contraste entre la cocina de casa y la profesional: en la primera la mujer ha sido protagonista – por suerte, eso va cambiando…- y en la segunda, es al revés. No hay muchas Cocineras en la Cocina profesional, aunque, afortunadamente, esto va en descenso. Pero, ¿ alguna vez has escuchado esto ? : “el mejor caldo el de mi abuelo, me huele a la cocina de papá, esto sabe a la cocina de mi padre”. Nosotros  tampoco. Pero ni rastro de chefs femeninas en la lista de los 50 mejores restaurantes del mundo.

 

“Entre los cocineros de los 10 mejores restaurantes del mundo no hay ni una sola mujer”

 

Por otro lado, es frustrante no encontrar ni una sola cocinera, fuera del ámbito doméstico, en el Antiguo Egipcio, Grecia, Persia, Cartago o Roma hace más de 2.000 años. Ni tampoco entre los 50 mejores Restaurantes del mundo. Sin embargo, las mujeres han construido de forma anónima la historia culinaria del mundo entero. Si piensas que la mayoría de los hombres que se dedican a la cocina son hombres, su base procede de las mujeres. Por tanto, las mujeres, no solo son pieza clave de la transmisión de un importante patrimonio culinario, sino protagonistas de la cultura gastronómica.

 

Con respecto a la Cultura Gastronómia, cabe mencionar a la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, que entre su prolífica obra se encuentran dos libros de cocina – “La cocina española antigua” y “La cocina española moderna”. Se suman a Emilia Pardo Bazán otras importantes mujeres vascas: Elvira Arias de Apraiz, que nos habla ya en 1912 de la elaboración de un buen “rissoto”. Su “Libro de Cocina” es el único de su género que se publicó en la época, así como Nicolasa Pradera, que revolucionó la gastronomía en San Sebastián, siendo hoy en día su libro “La Cocina de Nicolasa”, que vió la luz en 1933, un referente imprescindible en las mejores cartas.

 

En la actualidad, nombres como Carme Ruscalleda, Elena Arzak ó Toñi Vicente, son algunas de las excepciones que forman parte de este universo protagonizado por hombres. Seguimos luchando para que los nombres de muchas mujeres aparezcan en lo más alto de la cocina en el ámbito profesional.

 

En JohnDuck, rompemos barreras, y si se dice, erróneamente, que la cocina de las mujeres es emocional e intuitiva, mientras la de los hombres es más técnica y precisa, nosotros somos testigos de que nuestra Chef, Patricia Solís, es arriesgada y provocadora, sin lugar a dudas. Si piensas en una Chef cocinando solo Guisos de la abuela, te llevarás una gran sorpresa. Aquí la mujer tiene la presencia en la escena gastronómica que se merece por su valía, conocimiento y formación.

 

Creemos en la igualdad de género y contamos con un equipo igualitario que enriquece nuestra visión de la cocina de Fusión más allá de las normas tradicionales del sector.

 

Fuente:

Arias de Apraiz, E. (Una vitoriana). (1931). Libro de cocina o pequeña recopilación de recetas culinarias (15ª ed.). [1ª ed. 1912]. Vitoria-Gasteiz: Imprenta de domingo Sar. Disponible en: http://www.sukaleku.com/components/com_bibliografia/referencias/00670.pdf [Consulta 6 de marzo de 2014]

Mestayer de Echagüe, M. (La Marquesa de Parabere). (1998). La cocina completa. [1a ed. 1933]. Madrid: Espasa Calpe.

Pardo Bazán y de la Rua, E. (1913). La cocina española moderna (1ª ed.). Madrid: Renacimiento.

Pradera, N. y Marañón, G. (prolog.) (1933). La cocina de Nicolasa (1ª ed.). Madrid: Rivadeneyra. Disponible en: http://www.sukaleku.com/components/com_bibliografia/referencias/00654.pdf [Consulta 6 de marzo de 2014]

 

 

Leave a comment

*